lunes, 9 de abril de 2012

juguetes tradicionales japoneses: kokeshi

Las kokeshi son muñecas de madera sin brazos ni piernas, originarias del norte de Japón, que se popularizaron durante el periodo Edo en las zonas de baños termales de la región de Tōhoku. Están hechas a mano y siempre son de madera y tienen un mismo diseño: la muñeca lleva un kimono con adornos, muchas veces florales, y de distintos colores. La madera utilizada para la creación de estas muñecas puede ser de cerezo por su oscuridad, de cornejo por su suavidad, de arce japonés, etc., aunque tradicionalmente la madera debe dejarse durante un periodo de uno a cinco años en el exterior antes de poder utilizarse para crear kokeshi y además siempre irá barnizada.



Existen dos tipos diferentes de kokeshi: las más tradicionales, que pueden clasificarse en once tipos según su forma y diseño y que suelen ser específicas de ciudades o regiones, y las más creativas, que no son específicas de ninguna región, sino que son creaciones libres de los artistas. Las kokeshi más conocidas, sin emargo, son las que se fabrican en la zona de baños termales de Naruko, donde hay una calle dedicada exclusivamente a las kokeshi en la que los viandantes pueden observar desde la calle la creación de estas muñecas.


Aunque actualmente han pasado a ser piezas de coleccionista, como pasa con gran cantidad de juguetes tradicionales, todavía hoy en día muchos padres las regalan a sus hijas, como gesto tradicional. Fuera de Japón, cabe destacar la popularización de las kokeshi por parte de la marca Kimmidolls, que ha basado su producto en una modernización de las kokeshi tradicionales, consiguiendo un producto de moda y con muchísimo éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario